sábado, 14 de enero de 2012

Todo vuela

Todo empieza a formar su camino, unos para el Norte otros para el Sur, quizá unos al Este y otros al Oeste, pero cada uno sabe el porqué de su partida, puede ser infinitamente como puede ser finita pero es acentuado ya que quedan rastros de aquellos que los hace vivir para siempre, sus anécdotas, sonrisas, nostalgias, fantasías quedan en mí, sí… quedan en mí, permanecen claramente en mí sin un blur que los opaque, no está permitida esa función. Ahora lo que queda es el juego de la mente, esa mente animada que sobrelleva los confines hacia lo mas dilatado, buscando una resonancia implícita para alcanzar ese remate de evocaciones.

Escrito por: Andrea Gavilanes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada